Cuando llegué a AMS, me sentía como la gota a punto de caer a lo que, a mí, me parecía el abismo. No sabía qué estaba pasando y por qué tenía ese malestar tan profundo, por qué no era capaz de sostenerme por mí misma y seguir adelante. Ya no tenía fuerzas para agarrarme y me dejé caer... Llevaba mucho tiempo perdida, sin valorarme, sin respetarme, sin hacer que el entorno me respetara. No me quería, de hecho creo que, antes de AMS, no sabía lo que era quererme. Había ido, hacía años, a una terapia que recordaba con sufrimiento y agonía, y sentía miedo y desesperanza, pero, a día de hoy, sé que fue el mejor regalo que pude hacerme. Gracias a la terapia que casi dos años después sigo teniendo, aprendí a entender que lo que yo estaba sufriendo tenía una explicación, que mi sufrimiento tenía un origen y una manera de sanar. Aprendí que muchas de las ideas que originaban mi malestar no eran más que mandatos, impuestos por una sociedad en la que las mujeres somos constantemente juzgadas, donde tenemos que derribar estereotipos, ser competentes en el mercado laboral, cuidadoras, madres, novias, mujeres, guapas, educadas, listas... todo se nos juzga, intentamos complacer a todos a costa de nosotras mismas. Superé el mayor dolor que había sentido antes, la decisión hasta el momento más difícil que tuve que tomar, que me hizo volver a plantearme todo en lo que yo había creído. Durante meses, me odiaba, me juzgaba y me culpabilizaba por todo lo sucedido. Gracias a AMS aprendí a liberarme de esos lastres, a contextualizar la realidad y a darme valor a mí misma sobre todo lo demás. Desde el primer momento que hablé en la entrevista, me sentí en casa, me sentí en un espacio seguro donde la persona que tenía enfrente hablaba mi mismo lenguaje y entendía mi dolor. Ella estaba ahí para ayudarme y sigue conmigo. Nunca tendré palabras suficientes para agradecerle todo lo que hace por mí. Ya no me veo desde fuera, ahora sé quién soy y sé escucharme a mí misma sin que otras voces me atormenten. GRACIAS.

Por Elena Bermúdez Márquez

SKU: Elena Bermúdez
40,00 €Precio
  • Impresión en papel fotográfico, tamaño 40x40cm. y acabado mate de alta calidad, realizado por Karpe Color. Embalaje de tubo de cartón rígido con tapas, enviado por Envialia.

    Si te encantaría tener esta foto en un tamaño mayor, envíanos un correo a hola@patriarcadas.com con las medidas que quieres y consultaremos el precio y los nuevos costes de envío con nuestras empresas colaboradoras.