Síguenos en
¡Y escríbenos siempre que quieras!
Tus historias y opiniones son muy importantes para nosotrxs.
  • Facebook - White Circle
Síguenos en
  • Google Places - Círculo Blanco
  • Instagram - White Circle
Please reload

Entradas recientes

AMAZING WOMEN, la historia del arte en clave de género

Hoy os traemos la historia de Laura, la creadora del proyecto de ilustración Amazing Women, a quien hicimos una entrevista hace unos meses que os transcribimos a continuación:

 

P : ¿Quién eres?

L : Hola, mi nombre es Laura, aunque en las redes sociales acostumbro a llamarme Merolbart o Mero. Nací en Madrid, en una familia pequeña, nada fuera de lo común; un padre, una madre, un hermano pequeño y un gato que lleva media parte de mi vida conmigo. Actualmente vivo en Heidelberg, Alemania y puedo presumir de haber vivido en Venecia, Italia, durante mi año de beca Erasmus en la universidad.

 

P : ¿Cuándo y cómo comienzas a interesarte por el arte?

L : No creo que nadie pueda negar que todos los niños tienen innata esa faceta creativa, que en algunos casos se continúa desarrollando a lo largo de la vida. En mi caso, soy de esa clase de niños que continuó pintando gracias al apoyo incondicional de mi familia. Mucho de mi interés se lo debo a mi padre. Él me habló de historia del Arte, me llevó a museos con una edad que ya no me permite recordarlos y me regaló su amor por el Renacimiento; Miguel Ángel y Florencia siempre estuvieron ahí gracias a él. Cuando dudaba si escoger una Filología en vez de Bellas Artes, debido a ese móvil laboral que nos venden como meta en la vida, mi padre se mantuvo firme y me dijo: “A ti te gusta hablar idiomas, no estudiarlos. Aprende idiomas y estudia lo que realmente siempre te ha gustado, no desperdicies tu talento

 

P : ¿Qué significa para ti la ilustración?

L : La ilustración siempre ha estado ahí, pero por desgracia creo que no se le da la importancia que realmente tiene y es difícil ver dónde acaba la pintura y dónde empieza la ilustración. Yo descubrí cómo trabajar con la ilustración gracias a mi año de Erasmus en la Accademia di Belle Arti di Venezia. Allí cursé una asignatura anual con una profesora maravillosa llamada Marilena Nardi y durante el curso desarrollamos un libro ilustrado para niños. Esto marcó un antes y un después en mi línea de trabajo y me hizo ver lo mucho que abarca la ilustración como campo y lo lejos que puede llevarte a nivel de desarrollo personal y profesional.

 

P : ¿Qué relación hay entre tu producción artística y la denuncia feminista y  en qué medida el humor es importante en ella?

L : Para ser totalmente sincera, creo que he empezado a entender el feminismo muy tarde, algo que es realmente triste. Por supuesto, siempre he defendido la igualdad entre hombres y mujeres pero creo que no desde un punto realmente consciente. La mujer puede haber estado ahí pero superficialmente. Si hay algo que da Bellas Artes más allá de otras carreras, es la capacidad de replantear cuestiones que, normalmente, pasan de largo sin demasiada importancia. La inquietud siempre había estado ahí pero la carrera me llevó a ahondar en ella. Así llegué a este proyecto con la historia de 25 mujeres increíbles, de ahí el nombre de Amazing Women. Gracias a él creo que he podido empezar una línea de trabajo desde un feminismo consciente. Realmente ha sido un punto de partida que me ha llevado a recabar toda clase de información en temas en los que antes no había profundizado para finalmente poder entender y adoptar unos valores de los que sentirme orgullosa. De momento no he desarrollado nada que crea que incluya humor y denuncia feminista al mismo tiempo pero me encantaría hacerlo en un futuro.

 

 

"... estudia lo que realmente siempre te ha gustado, no desperdicies tu talento"

 

 

P : ¿Cómo ha sido tu evolución en el ámbito artístico? 

L : Como punto de partida está ese primer contacto con el arte gracias a mi padre. Eso me ha llevado a abordarlo siempre desde un estilo muy tradicional. A medida que iba avanzado académicamente hacia Bellas Artes, cursé clases de pintura en la Educación Primaria, clases de dibujo durante los cuatro años de Educación Secundaria Obligatoria, y dos años de aerografía durante el periodo que comprende el Bachillerato. Así que, exceptuando mi amor por el cómic, llegué a Bellas Artes con una mentalidad bastante cerrada quizás, todo muy ligado al academicismo. Pero como decía previamente, Bellas Artes y sobre todo la gente maravillosa que convive contigo durante esos cuatro años, te abre mucho los ojos y te ayuda a entender otros puntos de vista y ampliar un poco más tus horizontes creativos. Me costó entender una ilustración fuera de un hiperrealismo a lo Victoria Frances o un estilo de cómic fuera del clásico Marvel y el manga japonés. Ahora, viéndolo con otra perspectiva, me siento muy agradecida de haber ido más allá.

 

P : Entendemos entonces que, además de la ilustración, te interesan otras muchas disciplinas artísticas.

L : Creo que dentro del arte, salvo en el caso de la fotografía, en la cual no creo tener buena mano, o el vídeo y la performance, he probado muchas disciplinas: desde el dibujo clásico a la ilustración digital pasando por el grabado, la escultura o la animación, y no descarto ninguna de ellas. Aún me sigue siendo más sencillo recurrir al lápiz antes que a la tableta gráfica pero intento compaginar la ilustración tradicional con la digital. Me encantaría aprender más animación, aunque reconozco ser una enamorada del 2D. El 3D me da un poco de pavor aprenderlo. Creo que de cuantos más recursos dispones, más interesante puede llegar a ser tu línea de trabajo, aunque por otro lado sea más complicado especializarse en algo concreto que te defina como artista.

 

P : Hablando contigo se hace evidente que el dibujo es una parte muy importante de tu día a día más allá de tu trabajo

L : Como el dibujo siempre ha estado ahí no puedo concebir mi vida sin él. Y aún así, paso por temporadas en las que no le dedico el tiempo que se merece. Los bloqueos creativos pasan mala factura y muchas veces la presión académica o laboral te deja un mal sabor de boca con algo que empezó como tu pasión y ahora puede llegar a resultar asfixiante. Aún así, poder tener la libertad y el tiempo para realizar proyectos que realmente te motivan y ver el resultado final, después de toda la dedicación que conlleva, no tiene precio.

 

 

 

 

 

P : ¿Crees en el arte como herramienta de concienciación? Como artista, ¿consideras importante que tu trabajo vaya de la mano con tus preocupaciones políticas y sociales?

L : Por supuesto, creo que el arte es el medio que mejor llega al público y por ende tiene un poder comunicativo increíble. Tu trabajo puede decir muchas cosas sin necesidad de un intérprete. Se pueden traspasar fronteras con una sola imagen y facilitar información mediante un medio que despierta ese interés que a veces te falta para terminar de interesarte en un tema. Ser capaz, en mi caso, de narrar la vida de 25 mujeres partiendo desde sus retratos. La ilustración enciende la chispa que te lleva a querer saber más. Poder transmitir mensajes tan importantes como el feminismo mediante el arte es totalmente necesario.

 

P : Tanto a nivel artístico como personal, ¿dónde encuentras tu inspiración y qué mujeres han sido importantes en tu vida?

L : Ahora mismo con las redes sociales, en mi caso Instagram, ya que lo intento utilizar de manera exclusiva para ello, hay una puerta abierta a toda clase de artistas increíbles. Sigo manteniendo mis referentes clásicos y una cantidad ingente de artistas actuales con estilos totalmente distintos. Sigo una mayoría de artistas que trabajan para un sector infantil o que tienen un estilo acorde a ello pero otros muchos en una línea muy diferente entre sí. Así que es complicado elegir de todos ellos alguno que destaque más que otro. Me atrevería a mentar a Júlia Sardà, Francisca Meneses, Isabelle Arsenault, Nùria Tamarit o Taryn Knights. Dentro de mi ámbito personal no puedo no hablar de mi madre; sabe dar estabilidad cuando el resto de las cosas tiemblan y lo hace con una valentía que ella no sabe que tiene. No me avergüenzo de decir que es mi mejor amiga y la persona en la que más confío, no sé dónde estaría sin ella y su apoyo. Le debo toda una vida de dedicación, infinita paciencia y amor incondicional.

 

P : Centrándonos en el proyecto Amazing Women, ¿qué te ha llevado a crear una serie de 25 mujeres y qué finalidad tiene? ¿Por qué crees que este proyecto es importante?

L : Este proyecto empezó en primera instancia como mi Trabajo Final de Grado. Quería tratar un tema que aunase puntos como el que me hizo entrar en Bellas Artes y mi identidad como mujer dentro del arte en la conclusión de mis estudios artísticos. Al llegar al punto de partida con los grandes genios renacentistas sentí un gran vacío dentro de mi conciencia como artista. ¿Dónde están las mujeres?. En una ponencia con el ilustrador Benjamin Lacombe sobre su libro Maria Antonieta. Diario secreto de una reina, conocí a la inspiración de sus ilustraciones, la retratista oficial de la reina en su época; Vigée Lebrun. Más tarde la propuesta de #5Womenartists cuestionaba al mundo si era capaz de nombrar 5 mujeres artistas. Y entonces supe que tenía que remediar ese vacío, porque existían mujeres y por algún motivo yo no las conocía ni las podía nombrar de la misma manera que hacía con esos referentes masculinos clásicos que siempre habían estado ahí. Por supuesto, no tenía ni idea de lo lejos que me iba a llevar esa inquietud; más de 500 biografías revisadas me abrieron los ojos a siglos de represión; vedadas de las academias, prohibido el estudio sobre modelo desnudo, relegadas a las naturalezas muertas o las composiciones florales, grandes creadoras que jamás fueron líderes de movimientos artísticos, conocidas sólo como musas, mujeres o amantes de sus coetáneos, a la sombra de un matrimonio que en muchos casos daba lugar al cese de muchas carreras prometedoras. ¿Cómo es posible que no se tenga conciencia sobre esto?

 

 

"... creo que el arte es el medio que mejor llega al público y, por ende, tiene un poder comunicativo increíble"

 

P : ¿Qué criterio has seguido a la hora de seleccionar las mujeres que has ilustrado? ¿Te has inspirado en referentes o proyectos que trabajen visualizando a las mujeres ocultas? ¿Por qué 25 mujeres? ¿Te gustaría hacer nuevas entregas de la serie incluyendo a más mujeres?

L : Al abrir la investigación me vi abrumada por una gran cantidad de información, no necesariamente fácil de encontrar. El número de artistas a medida que avanzaban los siglos se disparaba para el tiempo y la extensión que tiene un TFG, eso me llevó a poner filtros: historias únicamente en base a las artistas con autorretratos, no sólo como elemento esencial en los primeros siglos, también abarcando esa característica única del autorretrato que nos muestra cómo el artista se ve a sí mismo. Para cerrar un número me ceñí a la propuesta de cinco mujeres, cinco por cada siglo desde el S. XVI al S.XX, cinco siglos con una suma total de 25 artistas. Para la entrega se presentó con el nombre de 5 Women Artists. Retratos de la mujer en el arte desde el S.XVI al S.XX y sólo llevé a cabo las ilustraciones de cinco artistas, una representativa por cada siglo, mediante una mezcla entre dibujo a lápiz y color digital. Una vez acabada la carrera el proyecto seguía latente y con el pretexto de un conocido reto de ilustración a tinta en las redes sociales llamado Inktober, me lancé a completar esa parte creativa de mi proyecto que por falta de tiempo no me había dejado retratar a todas y cada una de esas mujeres que ahora conocía tan bien, dándome la oportunidad de mostrarlas al mundo más allá de una tesis. Sinteticé todas las biografías a lo más esencial para poder aportar una información que no resultase demasiado abrumadora y me diera la opción de poder traducir al inglés para ampliar la difusión dentro de una extensión adecuada para las redes sociales. Así el proyecto pasó a llamarse Amazing Women. No me basé en ningún proyecto similar aunque en su desarrollo he llegado a conocer algunos similares como el maravilloso trabajo de las Guerrilla Girls. En cuanto a ampliarlo estoy dando vueltas a varias ideas y recabando información sobre mujeres maravillosas que han aportado cosas increíbles más allá del arte plástico, pasando por la literatura y saliendo fuera de mi zona de confort hacia áreas más científicas. Me gustaría poder ir sacando retratos en fechas representativas de cada una de ellas y en un futuro poder recopilar las ya realizadas y las futuras en formato libro.

 

P : Entonces, ¿te gustaría continuar con este proyecto únicamente o te gustaría compaginarlo con otros?

L : Cómo decía, pretendo seguir con el tema de los autorretratos, aprovechando el mismo formato para crear una línea de trabajo uniforme que me sirva de carta de presentación y que se pueda agrupar a modo de publicación. Me emociona mucho este proyecto y lo lejos que puede llegar. Además, creo que actualmente se está despertando una conciencia feminista que no se había desarrollado hasta ahora y es el contexto perfecto para difundir esta clase de proyectos que expongan lo necesaria que es esa igualdad y la realidad que la mujer ha sufrido hasta llegar al día de hoy. Por otro lado, sigo detrás de empezar algún otro proyecto de libro infantil. Todo está un poco en el aire, ahora mismo estoy dedicando mucho tiempo a otros estudios y eso me está dando poco margen para desarrollar mis proyectos artísticos. No obstante, no durará mucho y con todo, mis planes de futuro siempre están ligados a poder compaginar mi vida con la ilustración y mi desarrollo como artista.

 

 

 

Si te ha gustado el trabajo de Laura, puedes contactar con ella a través de:

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

Please reload

Archivo